El día de las Culturas se fundamenta en la tolerancia, el reconocimiento de la diversidad étnica prevalenciente en América y la herencia española. La llegada de los españoles al Nuevo Mundo cambió de sentido. Esto ocurrió en 1994, fecha en la que se promulgó la Ley del "Día de las Culturas". De esa forma, el tradicional Día de la Raza quedó obsoleto y dio paso a un nuevo significado. El mismo, se fundamenta en la tolerancia, reconoce la diversidad étnica prevalenciente en América y no niega la herencia de España, el legado de los indígenas y el aporte africano, entre otros.